FIEBRE EN BEBÉS

La temperatura normal en un bebé oscila entre los 35 y 37ºC, esta temperatura es la misma que la de un adulto, a veces puede tener alguna alteración por el día, durante las mañanas entre 35.8 y 36.4) es algo normal.

La fiebre forma una parte importante de las defensas de nuestro cuerpo contra las infecciones.

Se considera fiebre al nivel por encima de los 38º, temperatura por debajo de esta se denomina febrícula.

Las convulsiones febriles, que es algo que preocupa mucho a los padres, se suelen dar cuando la temperatura está elevada, pero no es de gran preocupación ya que desaparecen al bajar la fiebre y terminan rápidamente.

¿Cómo bajar la fiebre?

Siempre que nuestro bebé tenga este cuadro debemos tener paciencia, si sufre de febrícula, lo mejor es no dar ningún medicamento y esperar a que baje sola.

Si la fiebre ya está en los 38.5, debemos administrar paracetamol o ibuprofeno, siempre que el pediatra lo haya recomendado y sepamos la dosis exacta a administras.

La fiebre ocasiona cansancio, sueño…cuando nuestros peques sufran cuadros de fiebre debemos dejarles descansar y dormir si así lo requieren.

Podemos dar un baño a nuestro bebé si la fiebre está por encima de los 38.5º y no responde al medicamento, el agua debe estar a temperatura corporal, sumergir al bebé durante unos 3 o 5 minutos. No abrigar en exceso.

Tenemos la idea de bajar la fiebre lo antes posible, cuando en realidad la deberíamos dejar actuar si esta no termina siendo muy elevada, (más de 38.5) para que esa defensa que está activa haga su función en contra de la infección que pueda estar surgiendo o ya exista.

 

 

 

¿Te interesa saber más sobre fiebre en bebés?